La batalla de Sabiñánigo

LA BATALLA

La situación y los planes

En el plano estratégico no van las cosas bien para la Republica al final del verano del 37. Brunete ha fracasado y la operación concebida posteriormente para ayudar a las acorraladas fuerzas en la cornisa cántabra también. Esta, a pesar de ser conocida como batalla de Belchite, tenía por objetivo la conquista de Zaragoza. Asturias esta a punto de caer y el Ejercito del Este ha gastado energías sin logros importantes. Sin embargo, el Mando del mismo no renuncia a la conquista de Zaragoza. Planea un nuevo al sur del río con gran número de los nuevos carros de combate BT-5 para el 26 de septiembre. Pero antes deben alejar de allí a las potentes reservas nacionales. Se elige para ello el sector mas extremo, el de Sabiñánigo. Según la inteligencia del Ejercito del Este (General Pozas), dicho sector esta muy débilmente defendido por tres batallones. Destaca, en esta labor de obtención de información para la inteligencia, la Compañía de Servicios Especiales del capitán Anguita, compuesta de andaluces, que con guías de la zona realiza diversas patrullas de reconocimiento por la retaguardia enemiga, llegando incluso hasta Jaca y mas al oeste. Sin duda un atencedente del moderno concepto de fuerzas especiales. Pero las fuerzas nacionales fueron las suficientes para frenar el avance hasta la llegada de las reservas. El factor sorpresa era fundamental y fallo al desertar al enemigo un Guardia Civil el día anterior al ataque que informo de los preparativos ofensivos. Los hermanos Miñana, jefes de estado mayor de la 130 BM y de la 43 Div., pasaban información al enemigo, como luego se vera, y con gran probabilidad avisaron de la operación en marcha.

El plan de ataque esta contenido en la escueta Orden de Operaciones nº 16 del Ejercito del Este de fecha 18 de septiembre de 1937. Incorpora a las fuerzas del sector la 27 División y designa al jefe de esta como mando de la operación. Prevé la constitución de 2 agrupaciones: la Norte con 5 batallones y 1 batería de 105 mm y la Sur, que ejerce el esfuerzo principal, con 10 batallones, 2 baterías de 105 mm y 1 de 155 mm mas la compañía de blindados. Una brigada (4 batallones) permanece en reserva además de 1 batallón de ingenieros. La Agrupación Norte tiene que ocupar Biescas, bloquear con 2 compañías y una sección de ametralladoras a las fuerzas al norte de Biescas, desbordar y bloquear Sabiñánigo con 1 batallón motorizado, y avanzar hacia Castiello de Jaca con 1 batallón por el valle de la Garcipollera, y con el resto hacia Jaca por la carretera nacional a caballo de la canal de Berdún; el batallón agregado de la 72 BM fijaría a las fuerzas nacionales del Oturia. La Agrupación Sur, mucho mas potente romperá el frente entre Campo Corona y el Castillo de Lerés, y cruzando el Gállego debe progresar por el puerto de Navasa hasta Jaca. Dos batallones se desviaran para completar el bloqueo de Sabiñánigo por el SO. y los dos de la 72 BM aislaran y derrotaran a las fuerzas de Yebra por la Sierra de San Pedro. El flanco oeste lo protegerá un batallón ocupando la cota 744 al NE de Latre.

Dado lo quebrado del terreno, las posiciones nacionales se apoyan en las cumbres, y al estar asiladas unas de otras tienen capacidad de defensa en todas las direcciones durante varios días. Tres son los centros de resistencia principales: Biescas-Gavín, Oturia e Ipiés. La margen este del Gállego es muy montañosa y sin comunicaciones, salvo en los extremos: la carretera que comunica Biescas con Broto por el puerto de Cotefablo (el túnel estaba en construcción pero inacabado) y la carretera de montaña que une Boltaña con Lanave por el Serrablo (también en construcción), zona conocida como la Guarguera. El Gállego definía el frente pero dominando los nacionales la cresta militar de la orilla este. Cuando el Gállego gira al oeste, se extienden algunas posiciones nacionales por la Guarguera.

Plan 00. Ataque a Jaca. Septiembre 1937Hacia el sur, las remotas posiciones de Serué, vértice Presín y Bentué de Rasal enlazan con las fuerzas de la II Brigada/ 51 División (C.G. en Ayerbe).

Caso aparte es el terreno de alta montaña desde la frontera hasta el puerto de Cotefablo. Aquí operan pequeñas patrullas de esquiadores que vigilan los collados mediante patrullas y ocupan algunas posiciones aisladas como los ibones (pequeños lagos) de Brazato o Bramatuero. Son unidades de la compañía de esquiadores con base en el Balneario de Panticosa. Aquí puede considerarse el frente a la divisoria entre la cuenca del Ara y el Gállego aunque solo es vigilado y no ocupado.

Las fuerzas

Las fuerzas nacionales que defienden el área son las que corresponden a la I Brigada de la 51 División (General Urrutia con C.G. divisionario en Ayerbe). Su cuartel General radica en Jaca y esta al mando del Coronel Caso. En el caso de la brigada que nos ocupa, la artillería consiste en obsoletas piezas sacadas de los fuertes de Rapitán y Coll de Ladrones, 8 de 90 mm (4 en Biescas y 4 en Sabiñanigo) y 2 de 150 mm (en Orna). Los unidades en línea son:

  • Compañías de esquiadores, voluntarios de Tena y 2ª centuria/ X FET de Aragón (desde la frontera hasta Casbas )
  • VI / Galicia (Oturia y Sabiñanigo)
  • V/ Galicia (Ipiés)
  • 1ª/ X FET Aragón (Bentué)

En Jaca se encuentra el VII/ Galicia en periodo de instrucción y de el se sacaran compañías sueltas como reserva mas inmediata.

Al ser el frente del V C.E. extremadamente extenso, desde la frontera hasta Guadalajara, cuenta con una muy potente reserva organizada en lo que denomina Brigada Móvil (en octubre se convertirá en 53 División). Esta unidad es mucho más potente de lo que indica su nombre porque encuadra 10 batallones de infantería además de unidades de caballería, artillería e ingenieros. Es una unidad muy fogueada y experimentada y con un alto porcentaje de unidades profesionales y de voluntarios que continuamente acude a aquellos puntos calientes en que es necesaria. Los batallones que empeñara en la batalla de Sabiñánigo son:

  • II (bandera) / Legión
  • XV / Legión (antes Bandera Sanjurjo)
  • I y III (tabor) / Mehal-la de Tetuán
  • C / Ceriñola 6 (cazadores)
  • 52 de Ametralladoras (realmente un batallón de infantería “normal”)

Escudo de los batallones de Tiradores de Ifni anterior a la creación del GTI nº6 Como estas fuerzas no serán suficientes se emplearan otras a disposición del Ejército del Centro: la II Brigada (cor. Cayuela) de la 151 División reforzada con dos batallones de la I, un grupo de artillería y otro de ingenieros. Dicha división se había organizado en junio con unidades de Canarias y de Ifni y se disolverá entre la 54 División y la 74 División a principios de noviembre. Los batallones son:

  • 281/ Tenerife 38
  • 282/ Tenerife 38
  • 283 bón. de Tiradores de Ifni (>II Tabor /Grupo de Tiradores de Ifni 6)
  • 286 BTI (>V / GTI 6)
  • 287 / Gran canaria 39
  • 288 / Gran canaria 39
  • 289 BTI (>IV / GTI 6)
  • 290 / Gran canaria 39
  • 291/ Gran canaria 39

Finalmente, contenida la ofensiva, llegaran a la zona 5 batallones de la excelente 13 División “La Mano Negra” para encabezar el contraataque:

  • I / Legión
  • IV / Legión
  • V / Regulares de Larache 4
  • VI / Regulares de Melilla 2
  • I / Mérida 35

Como se puede comprobar se implican en la batalla hasta un total de 22 batallones, el equivalente a dos divisiones, la mitad de los cuales pueden ser considerados de elite. A la inicial artillería se le sumaran progresivamente un grupo de 77 mm (12 piezas), uno de 100 mm (8 piezas) y otro reforzado de 105 mm (10 piezas).

Finalizada la batalla todas las fuerzas son relevadas por la 63 División (antes 4ª Brigada Navarra) que se responsabiliza del sector pirenaico tras la reorganización general de noviembre, al quedar libres todos los efectivos de la campaña del norte cuando cae Asturias a finales de octubre.

El EPR pone en liza hasta un total de 7 brigadas mixtas con 27 batallones de infantería. Inicialmente la proporción es favorable al EPR, de 5 a 1 en batallones de infantería y de 4 a 1 en artillería. Los servicios logísticos son proporcionados por el X C.E.

El esfuerzo principal ofensivo corresponde a la 27 División. El origen de esta es la columna de milicianos del PSUC “del Barrio”, llamada División “Carlos Marx” cuando es militarizada por la generalidad de Cataluña, y finalmente en abril de 1937, División 27 al integrarse en la estructura del Ejército Popular Republicano (EPR). Su filiación comunista le otorga el carácter de unidad disciplinada y fiable, como demuestra la participación de elementos de la misma en la represión de los anarquistas en mayo en Barcelona y en la supresión del Consejo de Aragón en agosto. Precisamente por ese motivo fue sacada del frente en julio (desde el inicio desplegó al N. de Zaragoza), y permanecía como reserva en el Bajo Aragón. Sin embargo, estaba por demostrar su resolución en la ofensiva. En la batalla de Belchite formó la pinza norte que debía ocupar Zuera, y desde allí Zaragoza, el primer día de ofensiva; pero ni siquiera conquista Zuera, y el Mayor Trueba, su jefe, es destituido por tal motivo. Le sucede en el mando de la división el Mayor del Barrio. Llega a la zona pirenaica el 18 de septiembre relevando a la 72 BM en el Serrablo y establece el PC en Molino de Villobas. Las unidades que la componen para el ataque a Jaca son:

  • 122 Brigada Mixta (BM): jefe Mayor Usatorre, 4 batallones (el primero es conocido por los nacionales como “la Bruja” por sus misteriosas apariciones en todos los “fregados”).
  • 123 BM: jefe Mayor Oubiña, 4 batallones
  • 124 BM: jefe Mayor Semprún, 4 batallones
  • 2 baterías de 105 mm y 1 de 155 mm
  • 1 batallón de ingenieros
  • 1 compañía de blindados

La 43 División, al mando del teniente coronel Escasi, con PC en Boltaña, estaba disminuida porque le faltaba la 102 BM destacada al sur del Ebro y a la 72 BM le faltaba 1 batallón. Esta última brigada tiene su origen en las milicias aragonesas del frente de la Alcarria. Su jefe es el carismático Beltrán “el Esquinazau”. La 130 BM tenía la ventaja de conocer el terreno. Se trata la antigua Columna Alpina y ha pasado toda la guerra en este sector. Sigue al mando de la misma Bueno Ferrer. Las unidades de la división en la batalla son:

  • 130 BM: batallones 517 (recién llegado de la batalla de Belchite dónde ha sufrido un 50% de bajas), 518, 519 y 520 y batería de 105 mm.
  • 72 BM: batallones 286, 287 y 288

En las últimas fases de la batalla llegan 2 brigadas que estaban en reserva: la 211 de Carabineros y la 135 de la 31 División. La última era una unidad sin experiencia que se había organizado en Tarragona, y la de Carabineros llegaba, tras un breve descanso, de la batalla de Belchite. Se había formado en Tortosa en agosto con los batallones de Carabineros 3, 5 y 37 al mando del mayor Pérez Quijano.

Obús italiano de calibre 100/17 mod. 14 con 9.200 m de alcance

CONTINUARÁ