¿Qué feban dinantes en un lugar de Sobrepuerto?

DE VECINAL

- Salvador, dile a tu padre, que dimpués de cenar faremos un concello.

Como siempre acudiba un hombre de cada casa, enta plaza.

- ¿Que te trais entre manos, Ramón?, -izían os vecinos. - Ya tos lo podez fegurar: pronto sobiremos as vacas enta Sierra, tendremos que fer un vecinal pa limpiar as fuentes y os camins. - ¿Qué día tos va bien? - Ah, o que queraz. - Pues, pasau mañana mesmo, total a fama no nos la fará nadie.

Ixe día, saliban tos juntos, al punto la mañana, cargaus con as jadas, bella pozaleta, bel estralón y a brienda. Sacaban o bardo y as piedras d'os bazions de madera u de cemento, pa que podese beber o ganau.

Por o camino cortaban as allagas, os alizons y as ramas de buxo qu'estorbaban o paso. Tamién feban bel paretón que s'iba espaldau y retejaban as casetas.

BENDECIR OS TERMINOS

- Mia que mañana ye o día de Santa Cruz (3 de mayo), no tos ne bayaz mu lejos, que sobirá o mosen pa bendecir os terminos, -charraba Mariano mientras estizoniaba as brasas.

Acudiban tos os que podeban enta misa y saliban en procesión ent'o cobalto d'o lugar. O sacristán adelante con a Cruz, seguiu d'o mosen y, más atrás, as chens. Entraban a era Raro, asti o mosen, con o hisopo, ichaba a bendición drecho t'añada que s'iba sembrau ixe año, a de Lacuna.

- Ichela güena, mosen, pa que se faga o trigo guallardo y no bienga Pedro por Sobrepuerto, -charró Grabiel d'Unsens, que con os años que teneba, no podeba aguantase callau.

O FERRERO

Acudiba o ferrero, pa ferrar os abríos. Abeba que calzalos bien pa carriar a yerba y o trigo.

- M'ha dicho o ferrero que un día d'estos sobirá a ferrar, que tengaz preparau o carbón, o fierro, os claus..., -izía o correo, encargau de trayer o recau.

Pa sacar carbón se feba bella cabera, a ormino, u se recogeba d'a tizonera. S'enzendeba a fragua, soplando con o machón, pa calentar os yerros y fer as ferraduras, os claus, aluziar as rejas, apuntar bella jada u otras cosas. Os martillazos en a ferraria se sentiban por to o lugar.

Pa ferrar, ataban o macho enta una anilla d'a paré. L'amo le teneba a pata, y otro le poneba o torzedor, si yera calziador. O ferrero le quitaba a ferradura biella, le rebajaba O casco con O pujamante, p'ajustale a nueva y asegurala con tres claus por ca lau. Se ferraba tres u cuatro veces cad'año.

- Dale otra güelta o torzedor, Mauricio, que si no, no lo ferraremos... - Y tú, mia si tiens a pata más segura, que paize que as almorzau flojo, -pataniaba o ferrero.

O BASTERO

O correo yera, a ormino o que trayeba os recaus:

- A mandau a izir o bastero de Javierre que sobirá una güelta a semana que bienga. - ¿No te lo podeba izir más esauto, u qué? - Sí, cuando le bague...

Asina podeban preparar os materials: maderas de fau u de caxico, pieles de choto, de craba u de jabalín, palla de centeno, lana, tela de caimo, etc.

O bastero apañaba os aperos biellos u los feba güenos: bastes, albardas, aparejos y colleras.

Comeba en a casa que treballaba y cobraba bellas perrotas.

O RELOJERO

Una d'as cosas que se trayeban de Francia os tions, yeran os relojes de paré, que pasaban en o guembro por os puertos. Dimpués bel carpintero les feba una caxa bien emperifollada pa metelo en a sala, refirmau en a paré.

Una vez al año beniba un relojero pa engrasalos, reparalos u repasalos bella miaja. A dueña d'a casa l'izía:

- Angel, ¿las ejau con l'hora biella u con a nueva? - Con a nueva. - No, no, éjalo con a biella que asina no tiengo que tocalo en to'l año.

O PEZERO

Una vez por año beniba un pezero de Longás, con bel burricallo cargau de pez, que recorreba tos os lugars de Sobrepuerto.

En Longás yai gúenos pinares en o paco de santo Dorningo. Asti calentaban as tozas de pino en unos fornos d'o monte, pa fer gotiar a rasina, que cayeba ent'abaxo, negruzca. Con a rasina de chinebro feban o aceite negro.

A pez serbida pa marcar as güellas, dimpués d'esquiradas. Se calentaba una miajeta p'ablandala, se mojaba a marca de fierro y se poneba en a lomera d'a güella.

Cuando bella res se rompeba una pata, se le poneba una pilma, que yera un trapo untau con pez caliente, alredor d'a rotura, denzima estillas de caña, enreguiladas con una cordeta, pa inmobilizale a pata.

O pastor s'entendeba de curar as güellas, as roturas y as heridas: - Ixa borrega tiene una herida en a pata, ibanos de curala, pa que no le cague a mosca... - Mozé, bes a uscar o pucheré d'aceite negro enta casa...

Le limpiaba a herida con un palico y dimpués l'en untaba bien con aceite negro. Asina se le cerraba y no se cucaba.

OTROS TREBAJADORS AMBULANTES

En a primavera tamién gosaba venir o colchonero pa parar os colchons. A dueña lavaba a lana, o colchonero la bariaba bien y dimpués paraba o colchón.

- Escarmina bien a lana, Felisa, asina quedará más mullido o colchón, -pataniaba o colchonero mientras ichaba un trago.

No yera raro biyer o afilador, empujando a rueda de madera por ixos cainins y chuflando por as calles, pa que as dueñas le dasen bel corte p'afilar.

- Afilador... - Felisa, mia que se siente o afilador, éjale os cochillos pa que los afile, dimpués de tan lejos, no faga o viaje de baldes...

OS TRATANTES

A ormino beniban os tratantes, pa comprar os corderos, os crabitos u bella güella. O tratante marcaba as reses apalabradas y abeba que llebalene enta carretera o día acordau. Charraban asina: - ¿Cuánto quies por ixos corderos? - O que valen, por lo menos... - Y ¿cuánto ye ixo? - Tres billetes, en sucio... - Pues, por ixe precio pa días los tiens... - Lucas de Samianigo m'en da más. - Si, pero d'ixe no cobrarás. - Pos mira, si no los quies, aún tiengo prienso pa dalos...

O que no se bendeba con uno, se bendeba con otri y, si no, enta feria...

IR DE ROGATIVA

A veces beniba primaveras que no plebeba ni gota y os sementeros no medraban, no crezeba a yerba y as filentes se secaban. Asina que tos os lugars de Sobrepuerto se poneban d'acuerdo pa ir de rogativa enta Santa Orosia.

Os d'Escartín saliban güena mañana, a lo menos uno de cada casa, con a Cruz en o güebro, acompañaus d'o mosen. En que biyeban a ermita, feban a procesión, cantando as letanías y otros rezos, hasta a puerta d'a ilesia. Dimpués abeba misa.

Si con ixo no plebeba, acudiban otro día enta Yebra, a lau d'otros lugars. Feban a procesión dende a ermita d'o Augusto hasta a ilesia, ande que izían misa y rezos.

Un año predicaba o mosen en Escartín:
- No lloverá, no lloverá porque sois muy malos. No lloverá porque os olvidáis de rezar...

Tanto insistiba que l'agüelo de casa Juan no pudo aguantase y l'espetó: - ¿Tampoco pa feria Jaca, mosen?...

Ixa feria ye a metá d'octubre y cuasi siempre plebe mucho en a montaña.

- Dimpués d'o sequero, caira to'l agua a la vez y, si no, ya lo berez, -paroliaba Mariano d'a Roya.

OS AJUSTES

- Antonio, tú que corres tos os lugars, ¿No sabes de bella moza que nos combenise pa choben?, -le charro Felisa a o sastre de Bergua mientras coseba unos pantalons pa Miguel. - Pos mia, en casa Charmas de Basarán en yai una de mu güenas maneras, bien paizida y no a dondiau con nenguno... - Si ye asina, mia si lo sacas a colación cuando baigas por asti, pa biyer que les paize, porque a tamas d'o nuestro mozo pa días...

Os sastres ambulantes teneban fama de casamenteros y a más d'una moza apañaron por a montaña. Con a maquina y as telas, de casa en casa, d'un lugar enta otro, charraban toas as cosas.

En que o sastre, Antonto, puso os pies en casa Charmas, le faltó tiempo pa proponele a dueña: - Nicasia, ibas d'ir pensando en casar a moza... - No se le pasa o tiempo y nos fa güena honra en casa. - Ya, Nicasia, pero as ocasions no se beyen tos os días... - Ixo ye berdá. ¿En sabes de bel mozo, u qué? - Coño, en casa Camarrón d'Escartín en tiens uno casadero, mu trebajador y con güena fachenda... - Aspera una miajeta, Antonio, tiengo que charralo con Lorenzo.

O sastre seguiba cosiendo un día detrás d'otro, mientras Nicasia remugaba ixe delicau asunto con Lorenzo.

- Antonio, imos pensau que no nos paize mal. Les ne pues izir cuando los beigas. - Asina lo faré, Nicasia.

Recau que feba en a primera ocasión que teneba y con desimulo: - Felisa, d'ixo que charremos, que les paizió bien, cuando queraz tos podez biyer...

En que subió ro mozo d'a Tierra Baxa, antes de prenzipiar con a yerba, marchó con os padres enta Basarán, cuasi de noches, pa no dar notorio. Asti llamón en a puerta: - ¿Quién va? - Nusotros, os d'Escartín. - Aura mesmo tos abrimos...

Dimpués de saludasen en o patio, subión enta cocina y tos se sentón en as cadieras a charrar, mientras o porrón no paraba de dar güeltas. Sacón a colación as cazatas d'os jabalíns, as nebadotas, a Tierra Baxa con as cabañeras y a yerba d'o Puerto, hasta que s'en fuen os biellos y os mozés enta cama.

- Güeno, ya tos habrá icho o sastre que querébanos casar ro mozo con a güestra moza, amos si tos paize bien, -espetó Felisa mientras le temblaba a escolaneta. - A nusotros nos paize bien. Ya charraremos en Santa Orosia y tamién podez venir enta fiesta, lo menos o mozo, -respondeba Nicasia.

Antonzes, Lorenzo sacó una miajeta de torta güena y a botella de vino rancio, pa desimular os nierbos, mientras seguiban paroliando.

- O mesmo tos izimos, ya bendrez enta fiesta, -terciaba Felisa.

Y de noches polbían por o mesmo camino, pa que as chens no tenesen que charrar.

En a romería de Santa Orosia sería güena ocasión pa ejasen biyer os novios, amas d' acordar a boda...