Los Castillón: Barones de San Felipe y señores de Fenillosa.

El linaje es antiguo y muy extendido en el Alto Aragón, parece ser que originado en la Villa de Benasque en la que se extinguió hace algunos siglos pero ramas descendientes de su primer solar se establecieron en más de veinticinco localidades de nuestra provincia. De ellas los principales casales fueron los de El Grado y Artasona, y sus descendientes pasaron a residir a Ponzano y Alquézar, donde permanecieron a través de los tiempos, según veremos más adelante. Así comprobamos que, en el censo o Fogage de 1495, aparecían como titulares de fuegos o casas, en El Grado, Jaime Castellón (en muchos documentos se nombran indistintamente Castillón, Castellón o Castellot); en Ponzano, Martín y Domingo de Castillón (el primero era Jurado del Concejo) y el Rector o Vicario Paulo Castellot; en Alquézar, Antón de Castillón; y en Radiquero, Joan de Castellón. Y algunos años antes, procedente de El Grado aparecía Antonio Castillón ejerciendo el señorío en la pardina o monte de San Felipe, situado en el Valle de Broto, entre los lugares de Linás y Fragen, en donde existía una casa fuerte medieval, que al igual que la cercana de Santa Eugenia -propiedad de una rama de los Abarca - se constituyó en dominicatura temporal, en premio, posiblemente, de servicios relevantes prestados a la Corona aragonesa.

En 1513 desempeñaba el cargo de Prior de Jurados en la ciudad de Barbastro, Sancho Castillón. A las Cortes convocadas en el año 1626, asistieron como Caballeros Infanzones Antón, Gerónimo y Pedro Castillón, de El Grado; Bernad, Gaspar y Juan Castillón, de Artasona; y Antón Bernad, Juan y Pedro Castillón, de Olvena.

No se tiene constancia de quiénes fueron los descendientes del primer Señor de San Felipe, pero sí, en cambio, de que ejercieron su dominio alodial sobre ese pequeño territorio y las gentes que lo habitaban, con el poder pleno y absoluto, jurisdicción criminal y civil y mero y mixto imperio. La línea descendente se recobra con el tercer nieto del citado Antonio, llamado éste Pedro Castillón y Reguera, quien en mérito de la nobleza de sus antepasados ganó Salva de Infanzonía ante la Corte del Justicia de Aragón en 1613. Así como el biznieto de este último, Diego-Félix Castillón y Bistué, octavo Señor de San Felipe, obtuvo Firma posesoria de su hidalguía, de la Real Audiencia aragonesa en 1684, teniendo por entonces la residencia en Lacort y Caballera, aldeas de Foradada de Toscar. Le sucedió su hijo Diego Félix Castillón y Alterair, al que el Rey Felipe V, en 23 de mayo de 1741, concedió, en premio a la fidelidad de la familia, la conversión del Señorío de San Felipe en Baronía, expidiéndole el correspondiente título. Estaba casado con Eulalia Gudal, de noble familia aposentada, de inmemorial, en La Puebla de Castro, de la que parece fue miembro destacado García Gudal, que fue Obispo de Huesca en los años de 1201 a 1236. Esta rama de los Castillón, tras varias sucesiones, se extinguió, quedando vacante el titulo que, hasta el momento, no ha sido rehabilitado, no figurando en los Elencos Nobiliarios que se publican anualmente.

En la Villa de Alquézar, ya tenían casal los Castillón a mediados del siglo XV; y de él salieron en 1700, María-Antonia Castillón, que casó con José-Antonio Loscertales Loriente, de Adahuesca; y Antonia Castillón que contrajo nupcias con Francisco Sancho Fierro, de Naval, quien con sus hijos y nietos, recibieron Ejecutoria de Infanzonía en 1748. También en l738, María Castillón, de Alquézar, celebró matrimonio con Juan-Francisco Fierro, vecino de la misma Villa, y fueron padres de Joseph, Agustín y Jesús-Matías Fierro Castillón. En el mismo espacio de tiempo era Racionero de la Colegial iglesia de Santa María, el presbítero Juan Castillón. De las alianzas con la noble familia de los Lecina, grandes protectores de citado templo de Alquézar, han quedado muestras patentes en uno de los escudos existentes en el altar del Santo Cristo, en la que figuran enlazadas las armas de ambos linajes.

Al lugar de Ponzano llegaron los Castillón procedentes de su casal de El Grado, por lo menos, a principios del siglo XV. En 1648, Teresa Castillón Subías, de Ponzano, contraía matrimonio con Toribio Monter Foncillas, de noble estirpe de Laluenga. Relata Mariano García Ocáñiz, en el tomo V de "Linajes de Aragón", una genealogía de los Castillón de Ponzano, extraída de una antigua Ejecutoria de Infanzonía, de la que entresacarnos algunos de los siguientes datos:

  1. Pascual Castillón era dueño de la mansión del linaje, en Ponzano, en 1684, casado con Antonia Foncillas. Josef Castillón fue uno de los caballeros asistentes a las Cortes aragonesas celebradas en 1702-1704. Sucedió al primero:
  2. Pedro Castillón y Foncillas, que contrajo nupcias con María Castro, de la que tuvo a:
  3. Pedro Castillón y Castro, que enlazó con María Subías, siendo ambos sucedidos por:
  4. José Castillón y Subías, quien efectuó su matrimonio con Teresa Purroy, de Tamarite de Litera, de los que fue heredero:
  5. Pedro Castillón y Purroy. Casó con Paciencia Campo, de familia infanzona de Arcusa y tuvieron tres hijos: Lorenzo, Pedro y;
  6. José Castillón y Campo, al igual que los anteriores, natural de Ponzano y allí establecido dedicado a actividades agrícolas. Fue su mujer Brígida Salas, y sus hijos: Francisco-Jerónimo Castillón y Salas, nacido en Ponzano el 30 de septiembre de 1756. Después de sus estudios eclesiásticos fue Vicario General de la Colegial de Monzón, de donde pasó al puesto o dignidad de Maestrescuela de la Catedral y Universidad Sertoriana de Huesca que desempeñó entre los años 1808 hasta 1815; y luego ejerció el de Visitador por SM. en la Universidad de Salamanca. Electo Obispo de Tarazona, en 1815, recibió la consagración episcopal, en Ponzano, su pueblo natal, el 9 de junio de 1816. Entre 1815 y 1835 actuó como Inquisidor General en España, Consejero, Diputado aragonés en las Cortes ordinarias y Embajador en Francia, de donde regresó en 1823, otorgándosele la Gran Cruz de Carlos III. Tuvo dificultades -como otros obispos- durante el Trienio Liberal. Murió en Tarazona en 1835. Su retrato se conservaba en su casa de Ponzano. José Castillón y Salas, hermano del anterior, Colegial Mayor de San Vicente de Huesca. Fue Catedrático de Decretales de la Universidad Sertoriana, en la que se graduó como Doctor. Luego obtuvo el puesto de Vicario General y Gobernador Eclesiástico del Obispado de Barbastro, Capellán de Honor de SM. y Fiscal de Capilla de los Ejércitos Reales. Nombrado, por el Rey Carlos IV, Abad de Montearagón el 19 de febrero de 1792, por el Papa Pío VI en bula de 18 de junio siguiente le fue confirmado, tomando posesión el 15 de septiembre, después de profesar y vestir el hábito de San Agustín. Murió en Huesca en 10 de noviembre de 1814 y se le enterró en la Catedral oscense. En su testamento dejó un cáliz para la iglesia de Ponzano y muebles y libros para el monasterio y su casa paterna.
  7. Pedro Castillón y Salas, bajo cuya dirección permanecieron el casal y las posesiones familiares. De su casamiento con María Torres, de Naval, nacieron:
    1. Vicente Castillón y Torres, nacido en Ponzano el 2 de abril de l785 y confirmado el 12 de octubre de 1791, que estudió Teología, desempeñó la dignidad de Canónigo en la catedral de Tarazona y ejerció como secretario de su tío el obispo Jerónóno Castillón,para ocupar posteriormente la plaza de tesorero de la Seo de Barcelona y dirigir la Secretaria de la Inquisición General, en 1818.
    2. Mariano Castillón y Torres, jurista. Estudió en la Universidad de Huesca como colegial del Mayor y Real de San Vicente, Mártir, en 1826, ocupando, una vez obtenidas sus graduaciones, la plaza de Alcalde del Crimen en la Chancillería de Valladolid.
  8. Zenón Castillón y Torres, que hizo Expediente probatorio de su Infanzonía obteniendo la correspondiente Ejecutoria, en 1818. Con este personaje se inició el Señorío de Fenillosa, por parte de los Castillón, según se reconoce en una escritura de tributación expedida en Ponzano a 13 de enero de 1824, en la que Manuel Clavero, Manuel Urbán, Ramón Xavierre y Joaquín Campo, labradores y vecinos de dicho lugar, en la Valle de Serrablo, partido y Obispado de Jaca, otorgaban, libre y espontáneamente, que reconocían y confesaban en don Zenón Castillón y Torres, su actual Señor, solar y jurisdiccional de Fenillosa y sus términos, y se obligaban a pagarle el treudo perpetuo impuesto sobre las casas, campos, prados, pradales, montes, bosques, hierbas, aguas, pinares y carrascales del lugar, consistente, cada año, en la entrega, en la casa o palacio reservada por dicho Señor en el pueblo a estos fines, de: Diez cahíces de trigo; tres cahíces de avena limpios, con mesura común en dicho Valle de Serrablo; cuatrocientos sueldos jaqueses, en el día de San Martín, tres pares de pollas y tres piezas de tocino; y para el tiempo de siega, un peón por cada vecino de Fenillosa. Y prometían observar, guardar y cumplir las anteriores condiciones, cargos y pactos más ampliamente insertos en la escritura de bendición de tributación hecha en la ciudad de Huesca el 27 de junio de 1716, por el Escribano Real Antonio Cartillas, Infanzón y vecino de Barbuñales.

Hasta aquí la rama de los Castillón, de Ponzano. También hubo otras en:

Torres del Obispo
En 1803 ganó Salva de hidalguía ante la Real Audiencia de Aragón, Pedro Castillón. De éstos destacó Francisco Castillón y Esteban, nacido el 18 de octubre de 1876, militar que, bajo el mando de Palafox, peleó contra los franceses en las acciones de Alagón y en el primer sitio de Zaragoza, así como en otros episodios bélicos en distintos puntos de Aragón, en numerosas intervenciones. También intervino en la primera guerra carlista, siendo ya Comandante. En 1838 ascendió a Coronel, en 1840 a Brigadier y en 1843 a Mariscal de Campo, y tras desempeñar los Gobiernos militares de varias plazas, en 1857 se le nombró Capitán General de Castilla la Vieja, y luego de Baleares, falleciendo en Palma de Mallorca en 16 de mayo de 1861.
Peralta de Alcolea
En 1813 figuraba como Infanzón, José Castillón y Bielsa.
La Penilla (Clamosa-La Fueva)
En 1650 residía Francisco Castillón, casado con Clara Pallarés, cuya hija Clara enlazó con Francisco Fortuño y de Mur en 17 de enero de 1720. Y en 8 de agosto de 1697 nació Antonio Castillón y Elpón, marido de Isabel Trillo, padres de María Castillón, bisabuelos y abuela de Pablo Cabrero Casculluela Castillón y Fortuño, Coronel de los Reales Ejércitos y Caballero Supernumerario de la Ordende Carlos III, en la que ingresó el 15 de diciembre de 1837.
Tamarite
Valentina Castillón y Portella, mujer de Francisco Valangay Cabrera, cuya hija Francisca casó en 1864 con Ramón-José Otal y Ric, V Barón de Valdeolivos, Carlán de Aguilar, Señor de Bujeda y de la Torre de Aguilar, noble de Aragón, nacido en Fonz el 24 de enero de 1810.
Monzón
Francisco Castillón Cortada, nacido en 1927, Canónigo y archivero de la catedral ilerdense. Historiador, escritor prolífico y erudito, son notables sus trabajas sobre templarios y sanjuanistas, e iglesias y lugares de Ribagorza y Bajo Cinca, publicados en numerosas revistas y periódicos nacionales y regionales.