Revista SERRABLO Edición Nº 100 junio 1996 - A naxetura de samianigo

Sumario

Editorial
José Garcés Romeo

25 Años de «Amigos de Serrablo»
Julio Gavín Moya

«Amigos de Serrablo»
José Garcés Romeo

Algo mas que unos -amigos-
Carlos Iglesias Estaún

Carta a serrableses
Sebastián Martín-Retortillo

Aportación al conocimiento de las fuentes históricas medievales para la comarca de Serrablo
María Isabel Lapeña

Evolución estética y estructural de las torres patricias en el prepirineo
J.M. Establés Elduque

Junto a cadiera, una sociedad en extinción
Chaime Marcuello

Arquitectura popular de Serrablo
Antonio Beltrán Martínez

Dualidad dinámica
Juan Lacasa Lacasa

Onomástica de Biescas y de Gavín en un deslinde del año 1484
Jesús Vázquez Obrador

A naxetura de samianigo
Oscar Latas

Ibort, en tierras del Gállego
Ricardo Mur Saura

Falange española de las J.O.N.S. de primera línea de Sabiñánigo hace sesenta años...
José Carlos Castán Ara

Saturnino Otín, un piquero del Serrablo
Eugenio Monesma Moliner

Los carlistas en el Pirineo según la tradición oral
Enrique Satué Oliván

La tradición de Santa Orosia ¿un mito osiríaco?
Manuel Benito

Recuperación de los núcleos rurales
Leonardo Puértolas Coli

¿San Pedro patrón de Aragón?
Esteban Sarasa Sánchez

Casetas y casetones
José María Satué Sanromán

El Serrablo y la fotografía
José Antonio Duce

Tendencia europea en la pintura altoaragonesa de la segunda mitad del siglo XV
Mª. Carmen Lacarra Ducay

Julio Caro Baroja
José Luis Acín Fanlo

Se nos ha ido un maestro
Manuel Baquero Briz

Monasterios medievales de Serrablo
José Miguel Navarro López

El molino del Hostal de Ipiés en el siglo XX
José Angel Gracia Pardo

El abad Banzo
Domingo J. Buesa Conde

Pastorada de Santa Orosia 96
Graciano Lacasta Estaún

Noticias

Índice de artículos (Del nº 76 al nº 100)


Anterior Siguiente
A naxetura de samianigo

Oscar Latas

A istoria de Samianigo ye en reyalidá ra de o biello Samianigo situgato en l'atro costau de A Peña O Capitiello, pus o primero no esistiba. No imos a dentrar en polemicas arredol de l'orixen zelta, ibero u romano, u a controbersia sobre o romano "Sabinianus", ni si os repuis anteriors a o sieglo III aparexitos en A Corona de San Salbador son l'antigo Samianigo. Anque a primer begata que aparixe documentato ye en 1035 como "Savignaneco" (J. Caro Baroja en o suyo triballo "Sobre toponimia de las regiones iberopirenaicas")[1], en chuntar-se a o Reino d'Aragón, amanixe ya como un lugar de reyalengo en 1137, cuan a suzesión a ra dinastía Ximena, y contina sieglos dimpués con ista condizión.

Iste nucleyo rural no estió nunca, ni o lucar ni os suyos bizins, baxo ro mando de dengún sinor particular como atros lugars de a redolada; estió dende a Edá Meya patrimonio dreito de a corona[2]. Enta finals de o sieglo pasato Samianigo Pueblo yera un chiquet lugar rural con bell as benticuatro casas, en parti de as cuals i bebiban por os meyos d'ers, de o cautibo de os cambos y de o ganato. En as tierras se sembraban blaus de secano, más que más trigo, antimás de un güerto ta o consumo de casa, y como ganato, a más gran parti en yera gñellas, con bel bacumen. En bella casa, bel gua, cambeato dimpúes por bel macho, bel cochín ta bender os latons y pirinas ta bender os güegos.

Respeutibe a ra ganadería se puede beyer que as zifras bandían poco dica ra plegata de as fabricas, pus en 1858, bi eba 746 gúellas (entre gúeito casas cuasi totas), 36 machos, a macho por casa, como muito en una casa en bi eba tres, y trenta bacas, estando-ne o normal dos por casa. En 1905 bi eba trenta ganaders, con un total de 34 machos ta ras famas de o cambo, 36 exemplars entre guas y bacas y 706 güellas en total, u seiga, prauticamén o mesmo que a meyatos de o sieglo pasato.

En a "Guía Regional de Aragón", de l'añada 1914, se diz que Samianigo ye un lu gar do ras prenzipals produzions son os zenais y o bino. Sobre iste zaguero nos ha plegato toponimos d'o Barrio Estazión como ros "fajetones de biñas" d'o batanero de Lo Puen, que bi son entre a Partida de Cruziellas y o Tresoro. Isto fa pensar en ixe cautibo, a o que en os presupuestos municipals de 1921, se destina una partida ta ra luita contra ra filosera (laquia de as zepas). Cautibo, manimenos, que nunca pasarba de l'autoconsumo, como ros gúertos d'a Tolibana u os fruitals d'os Arregués. Tamién podemos saper d'atros árbols que yeran en os nuestros cambos a trabiés de toponimos como A Zeroldera, A Lezinosa u Tremolar[3], que se traduzen a o castellano como serba¡, carrascal y alameda.

Atras casas no podeban sobrebibir con os recursos d'ers y cautibaban a poca tierra que teneban, abendo a ir d'ibierno a triballar ta Franzia, u ta Tierra Baxa a cullir olibas. Dica ra plegata de as fabricas. D'allora en adebán, ista chen no tenerban que jopar de a redolada, anque tamién, d'un atro cos tau, as fabricas trayoron un nuebo modo de bida, o que conlebarba cambeos en a traza de pensar.

Con enchaquia de ro creximiento industrial, fueron instalando-sen diferens establimientos y asmas, en primeras, enta 1910 Samianigo teneba una uzena de botigas aliniatas a o largo de o Paseyo de a Estazión; yeran una mena de miniferia contina; en bi eba de pletas ta cochins; no podeban mancar as estrabillas, que serbiban como alparcamientos ta o transporte de a epoca (os machos). Se i lebaba ra lana y se bi compraban os produitos (mercadurias) que i puyaban os arriers.

Antis de a plegata de as interpresas, as primers botigas estieron[4] as de Oliván, Ferrer y Vidales, istos dos zaguers tamién en teneban de posada y carnizeria; como furnos de pan en bi eba os de Bielsa y Vidales, os estancos de Oliván y Rapún, comerzios de texius de Bielsa y Oliván, a zapatería de Antonio Torres y l'alpargatería de Benito Grasa. Pero tamién bi eba atras pr ofesions, aparti de comerzians, como os fusters Manuel Periel y Francisco Sánchez, que tamién yeran piquers, y o ferrero Melchor Sánchez. En l'añada 1911 plegó dende Yebra Leonardo Coli.

Asinas crexió ro bico de ra estazión como puesto ta serbizios, con comerzios, fondas, farmazia, bars y botigas. Tot enfilato a o turismo que puyaba ta o balniario de Pandicosa y aprobeitando ro feito d'estar un nugo de comunicazions.

Más tardi, en as añadas bente, se creyan fusterias y atros tallers atrayitos por as interpresas, antimás de botigas y bars ta atender a os obrers.

Cuan plega o ferrocarril, Samianigo pasa d'estar un puesto esconoxito a estar-ne uno obligato de confluyenzia de os abitadors de a redolada, de Sobrepuerto y tensinos, escomenzipiando con ixo as primers edificazions, estando-ne a primera Casa Roldán Biella, debantata en 1887 y disparexita en as añadas 50, y que yera situgata enfrén de do dimpués s' edificó a estazión de tren, en 1893. Más tardi en siguioron atras a o rafe de a nuaba carretera feita enta ra bal, estando ros Bielsa y os Rapún, que prozedeban de Lo Puen, os primers en dobinar o esdebenidero comerzial de o nuebo lugar. Con tot y con ixo, as edificazions yeran muito modestas, emplegando-sen matenais de o país ('prenzipalmén salagón) dica en os tellatos (de losa). As casas yeran nuabas, sin de pretensions, y en bella traza feitas a ro estilo de os nuebos lugars de l'ueste americano[5], chunto a o camín en carrera ampla y unica. A chen, pensando en os suyo asentamiento ta cutio, feban as suyas casas. A man d'obra espezializata yera tota forana, por ixo ro cosmopolitismo de Samianigo.

Por asti pasaba un camin que d'este ta ueste uniba ras bais (o camin que trayeba a Santa Orosia); dica prenzipios de sieglo, Samianigo yera parada en a ruta que uniba Chaca con Fiscal por meyo de bajes, pus as carreteras d'agora ban por as antigas cabañeras, como a que baxaba ta Uesca, e isto daba lugar a os mesons cabañers a o largo de o camin. Un mesón cabañero enta Acumuer podeba estar Casa Roldán, menÿmena de o Mesón Quemau, ta fer onra a os que tramenaban os camins d'allora. Os bajes teneban que repostar, asmas, os que plegaban de Chaca, y antis de puyar ta o balniario de Pandicosa, cambeaban o tiro de caballos en una caseta que bi eba en Cartirana.

A carretera ta Uesca tenerba que asperar dica bella miqueta antis de a guerra zebil ta construyir-se. Atra carretera, a de Biescas ta Pandicosa, s'eba arreglata en 1881, y Samianigo preta a crexer arredol de ro camin arbolato que lebaba ta o balniario de Pandicosa, y que toz clamaban o paseyo de a estazión[6].

Ha contribuyito a ra formazión de O Barrio en ista autual forma, ra topografía de o terreno, con repingatas costeras a os dos costatos de a carretera, que fan difizil a edificazión; en bels casos por tot o que cal picar en a peña, y en atros por a gran obra muerta que s'amenista ta arranar l'alazet ta c onstruyir bibiendas. D'astí que s'aiga formato un "pueblo calle", tenendo p½n½pundos de referencia en primeras a estazión, dimpués a Plaza Aragón (enguán Plaza España) que yera ra plaza de o pueblo, más tardi ra carretera que puyaba ta o Balniario, y en zagueras a carretera que lebaba enta ras fabricas.

Samianigo ye fruito de a casualidá, de una parti proyeutos inizials de ferrocarril que lo marguinan y barians que l'a rrodeyan; como fautors que chugan a o suyo fabor, terrenos en Chaca que son caros, conzesions de ra Cuanga de o Galligo a EJASA..., a ra fin, fautors que esen alterato ro prozeso de a suya des embolicadura.

Pero Samianigo en que s'asienta esdebién pionero en incorporar prozesos industrials a ran mundial, en produzir aluminio a libel estatal y, en un atro cambo, ye o primero que adedica ra suya ilesia a Cristo Rey en 1929. Se son perditas muitas cosas: l'ambién sindical (más de 200 presonas en as asambleyas), l'ambién cultural (teyatro, zin e).

Ye cuan menos estranio que s'aiga xuplidato adedicar carreras a os primers y azerrinos alcaldes de Samianigo (José Bielsa, Pablo Ger), u presonas relebans (Rafael Jutglar, Pardo Asso) asmas como a l'amiro de toponimos locals (Cruziellas, Sandain, Barrocal).

Calerba pensar si as condizions que se i daban allora ta l'asentamiento industrial y o suyo desarrollo continan esistindo en l'autualidá, ye dizir as suyas comonicazions, pre de ra enerxía eleutrica y de os terrenos, u potenzialidaz turisticas. Talmén mirando en o nuestro pasato trobemos a soluzión ta os problemas de o nuestro presén[7].

[1] C.S.I.C., Barcelona. 1955.
[2] Adolfo Castillo, "Bimilenario de Sabiñánigo". 1972.
[3] Toponimia d'o "Catastro de Sabiñánigo". 1848.
[4] "Guía de la Provincia de Huesca", Adrián Hernández. 1908.
[5] Salvador López Arruebo. "Programa de Fiestas". 1963.
[6] Domingo J. Buesa. "Argensola", IEA. 1981.
[7] Agradexco l'aduya en a redazión en fabla d'iste articlo a Ernesto Franco.

Revista SERRABLO
Principio de página www.serrablo.org Anterior Siguiente


© Amigos de Serrablo, serrablo@serrablo.org
Actualización: 20/06/1999
http://www.serrablo.org/revista/s100/s100-11.html